domingo, 3 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE: CALENTANDO MOTORES

¡¡Muy buenas!! Ya estamos de vuelta de vacaciones y haciendo planes par comenzar con fuerza.
Es el momento de poner la casa a punto, planear el curso, volver a la rutina... y también es a veces momento de bajón, porque de repente se nos echa todo encima...

Después de unos cuantos años de Homeschooling, mi experiencia me dice que es mejor tomárselo con calma y comenzar sin prisas... es preferible  no arremeter con las clases a lo loco si no hemos puesto nuestra casa  en orden, establecido metas y objetivos para el curso y tomado tiempo para reflexionar, leer, y poner también a punto nuestro espíritu.  

Por ello, sabiendo que muchas pasáis por lo mismo, os dejo estos simples pero útiles  consejos para que el comienzo sea menos traumático y más emocionante.

1. PON EN ORDEN TU CASA:
La casa después de las vacaciones  se encuentra  a veces en un estado  algo ( o muy) caótico. Pasamos mucho tiempo fuera, entramos , salimos y no dedicamos tanto a la casa... algo normal y necesario. El caso es que  a la vuelta, hay que meterle mano... y bien. 
Mi consejo es que hagáis una limpieza y orden profundo antes de comenzar con las clases. Os quitaréis un peso enorme de encima, Si no llegáis a todo, preparad aquello que más  necesitéis tener en orden: los armarios, el material escolar, los juguetes etc... y lo demás podéis ir programándolo por semanas una vez iniciada ya la rutina escolar.

Hciendo selección de libros. Unos quedan, otros se van.
Yo empecé este verano el plan Kon Mary(La Magia del Orden),  y la verdad es que me está siendo de mucha utilidad; sobre todo me ha dado valor para deshacerme de un montón de cosas que sólo hacían bulto y no servían para nada...
 Me gustó el hecho de ordenar por categorías, primero ropa, luego libros y papeles etc...
Es importante que involucres a tu familia y que los niños colaboren, especialmente con  el orden de sus propios espacios..
Ayer acabamos de ordenar y limpiar la habitación de Sergi. Lo hicimos juntos, y lo que amenzaba con ser un día tedioso y pesado, se convirtió en una actividad cooperativa, de diálogo y casi diría divertida. Apartamos juguetes  y libros que ya no usaba (y los pusimos en bolsas para donar a otros niños) tiramos cosas inservibles y estropeads... Al final, todo  quedó en sus sitio: un lugar para cada cosa, y lo más importante es que él tomó sus propias decisiones en el proceso. Espero que eso ayude a que  se esmere en mantenerlo así de ahora en adelante.

2. PREPÁRATE ESPIRITUALMENTE

 Levántate un poco antes de lo habitual estos días de preparación. Lee un rato la Biblia, atesora promesas divinas que puedan ayudarte en momento de bajón o de flaqueza ( ten a mano un cuaderno para anotarlas).
Ora por la dirección de Dios en tus planes de estudio para tus hijos, y para todo lo demás ( orden, horarios, comidas...).
Ahora es el momento de dedicar más tiempo a estar a solas con Dios. Para ello, tendrás que madrugar... calcula que te dé tiempo a ello antes de que se levanten tus hijos. Sé que es duro después de los horarios más laxos del verano, pero crééme.... ¡¡Vale la pena!! Realmente, teniendo en cuenta este punto, los tros dos ruedan más fácilmente...

3. REFLEXIONA Y REFRESCA

Aunque sean días ajetreados y tengamos la casa "patas arriba", tomaos tiempo al atardecer o cuando os venga mejor para sentaros  con libreta y bolígrafo en mano.
Reflexiona   y toma notas sobre qué falló y qué funcionó el curso anterior. 
Apunta metas y objetivos para este año ( viene bien recordar por qué motivos empezamos esta aventura, si lo tenemos por escrito, es hora de revisarlo).
Haz una lluvia de ideas de  actividades o proyectos que se os ocurran para este curso.
Lee  o relee libros o webs sobre educación, para refrescar cosas que sabemos pero que conviene recordar o  también  con el fin  de recoger ideas nuevas .Yo repaso La Educación de E. White  cada año,  entre otros.
Puede ser útil mirar blogs  de otras familias y ver cómo lo hacen ellos... pero que no cunda el pánico... las cosas no son tan perfectas y maravillosas como aparecen en los blogs...Coge ideas pero no te frustres...

Entonces y sólo entonces...

4. PLANIFICA

Ahora, con las ideas más claras y la casa ordenada ( hasta donde se llegue)  ya puedes ponerte a planificar. 
Planifica según la edad de tus hijos, lógicamente. Establece rutinas básicas semanales y  diarias ( de menos a mas según la edad). 
Si tienes hijos de diferentes edadaes estaría bien que coincidan en alguna actividad a lo largo del día.
Entre las rutinas semanales puede estar salidas al campo ( observación de la naturaleza), un día a la semana de cocina,  visitas a los abuelos etc...
Establece rutinas diarias sencillas y que puedan cumplirse cada día:
Algunos ejemplos:
- Ratito de cantos y  devoción  matutina (  tratar un versículo bíblico o leer una porción de algún relato bíblico.
- Rato de lectura en voz alta . En esta actividad se pueden unir todos.
- Tiempo de estudio asistido ( con vosotros delante)
-Tiempo de estudio  personal ( actividad que puedan hacer solos mientras estáis cerca y aprovecháis para hacer tareas de la casa, la comida, preparar algún material educativo...)
- Actividad manual para la tarde
Etc

Y recuerda que las rutinas son para ayudarnos y darmos  seguridad , pero no para esclavizarnos.
Estate lista para romper con la rutina cualquier día porque  de repente surja una pregunta, una actividad inesperada, una visita etc...y  quédate con la conciencia  muy tranquila porque el aprendizje no se  para nunca... sino que continúa.

No seas tampoco muy rígida  con las rutinas diarias; no establezcas un horario demasiado apretado  pues hay que dar lugar a la espontaneidad   de los niños y a sus intereses y además te frustrarás antes... Si un día están muy inspirados con el juego... déjalos jugar, porque el juego es   una parte fundamental de su aprendizaje. Tal vez, otro día necesiten más tiempo en un área y no os dé tiempo a todo lo programado... esa es la ventaja del homeschooling, ¿no?,  el poder amoldarnos a la necesidad  del  estudiante y de su circunstancia.Aprovechemos esas ventajas, pues.


En mi caso, mi pequeño está a punto de cumplir 12 años, así que  yo  me lo tengo que currar un poco más...Sí, yo estoy ahora mismo  en ese proceso que acabo de exponer... Estoy con el orden y  la reflexión: leyendo, apuntando, ordenando papeles... Empezaré la semana que viene a preparar horarios  y todo lo demás, mientras asigno a Sergi tareas sencillas tipo lecturas, algún ejercicio de mates etc...
 Ya   tengo una lista en mi lluvia de ideas: continuar con el alemán, más observación de la naturaleza,  trabajo en el huerto, incluir bricolaje, proyectos diversos....

 Os compartiré mis planes una vez los tenga claros, por si os pueden servir de ayuda.

Os deseo a todas un feliz año de homeschooling con un muy muy bien comienzo. Superada esta primera etapa de vértigo, todo fluirá mucho mejor,



Hasta pronto!

Os dejo un enlace  de mi antiguo blog con ideas sobre organización:


No hay comentarios:

Publicar un comentario